Paneles de Hormigón

63632_56706_IMG_1218
Para los cerramientos se utilizan paneles de hormigón armado, ya que cumplen al mismo tiempo la función de pared de elevadísima resistencia, aislante térmico-acústico y resistencia al fuego. Los paneles representan una verdadera ventaja, dado que permiten lograr mejores prestaciones que los sistemas tradicionales, a un tiempo y coste significativamente menores y con un acabado perfecto. Todos estas características hacen de los paneles armados de cerramiento un material idóneo para el cerramiento de edificios industriales, instalaciones ganaderas, instalaciones deportivas y edificios de viviendas.

 

En DINAVE estamos especializados en la ejecución de obras de cerramiento con paneles de hormigón. Estudiamos el cerramiento de la nave o edificio que desea construir y le presentamos un presupuesto en función a las características particulares de la misma.

Si este presupuesto es aceptado, nuestros técnicos procederán a la medición en obra de los paneles y a la realización de los planos detallados que mejor se ajusten tanto técnica como estéticamente a su obra, para que una vez aprobados por usted se pueda proceder a la fabricación a medida de los mismos.

Una vez completado este proceso, se realiza el montaje en obra por parte del personal especializado. En muy poco tiempo el cerramiento quedará terminado, con un acabado de gran calidad, y una resistencia difícil de superar.

MARCADO CE
LOS PRODUCTOS QUE LE OFRECEMOS, CUMPLEN CON LAS DISPOSICIONES RELATIVAS A LA EVALUACION Y VERIFICACIÓN DE LA CONSTANCIA DE LAS PRESTACIONES DESCRITAS EN EL ANEXO ZA DE LA NORMA:
EN 14992:2007+A1:2012
BAJO EL SISTEMA 2+ SE APLICA Y QUE EL CONTROL DE PRODUCCIÓN EN FABRICA CUMPLE CON TODOS LOS REQUISITOS MENCIONADOS ANTERIORMENTE.

 

*** NOTA: Los paneles de hormigón, se pueden fabricar en cualquier tipo de textura (liso, árido lavado, ataque ácido etc.) y color (gris, blanco, acero corten, etc.). Para montaje en horizontal o en vertical y con aislamiento interno. Todos nuestro paneles están realizados con un acabado bicapa realizado con áridos seleccionados, consiguiendo la máxima homogeneidad posible en el color propio del hormigón, para evitar la necesidad de aplicar pinturas y posteriores gastos de mantenimiento.